Martes, 21 De Agosto De 2018
Plaça Major, 12, Bellver de Cerdanya - 25720
Teléfono: 973 510 016
Fax: 973 510 247

Historia

1 · 2 · 3 · 4 ...   »

CASCO ANTIGUO DE BELLVER

Foto

Os invitamos a hacer una visita por la historia. En este recorrido por el Barrio Antiguo de Bellver de Cerdanya -también conocido como el Barrio de la Plaça, el más emblemático del pueblo-volveremos a los tiempos en que las poblaciones debían estar rodeadas por murallas a fin de evitar los ataques enemigos. Iremos a la plaza Mayor del 27 de Abril, donde se hacía el mercado; reviviremos la leyenda de Aldonça Rossa, la Bruixeta de Bellver, en algún callejón sombrío nos reencontraremos con los nyerros y los cachorros, bandoleros del barroco; a la calle de la Amargura, a Cal Patanó, quizás escucharemos sobre el papel el roce de la pluma del escritor Gustavo Adolfo Bécquer, y en la muralla tal vez oiremos el eco del disparo que hirió de muerte el caudillo anarquista Antonio Martín, el Cojo de Málaga, durante la Guerra Civil española. Bellver, antes de ser villa, era un castillo que formaba parte de una línea de fortificaciones y torres de vigía que defendían y controlaban el Camino Real que, atravesando el condado medieval de Cerdanya, unía el también condado de Conflent con el de Urgell . La fundación de la villa data de 1225. Fue Nunó Sanç, conde vitalicio de Roselló y Cerdanya, quien otorgó la Carta de Población a Bellver-o Bellido-y le permitió desarrollarse como villa. La Carta de Población aportaba una serie de beneficios como el derecho de pasto, la exclusividad en el comercio o la exención de impuestos señoriales y sobre todo de los Malos Usos (trato abusivo del señor respecto de sus vasallos, especialmente los campesinos). Esto facilitó que viniera gente de muy lejos y que se estableciera. Pensamos que en aquellas épocas el señor feudal-fuera noble o eclesiástico-era el dueño de todas las tierras, impartía justicia y se beneficiaba de lo que se extraía. Este hecho motivó que un buen número de familias campesinas, las que pudieran pagar su libertad, se fueran de los territorios señoriales y se establecieran en pueblos y ciudades bajo protección real. También hay que añadir a las familias occitanas que se refugiaban de la persecución de los cátaros. La mayoría eran tejedores y dieron a Bellver un fuerte desarrollo de la industria textil. La estructura urbana del Barrio Antiguo está condicionada por la colina sobre la que se asienta. De forma rectangular, se alarga de este a oeste. Siguiendo los parámetros clásicos, el castillo estaba situado en la parte de poniente y la iglesia a la de levante. Cuando en 1277 el rey Jaime II de Mallorca ordenó la construcción de las murallas de Bellver, se configuró definitivamente el núcleo de población. Los muros siguen el perímetro del cerro originario, aprovechando al máximo el espacio exterior, al tiempo que utilizan las pendientes para reforzar las defensas. La parte septentrional, de altura considerable y protegida por el Segre, no fue necesario dotarla de grandes paredes, sí, sin embargo, que se retocó una roca para que no impidiera la visión. A poniente el castillo dominaba todo el espacio. En la parte de levante, en cambio, se construyeron notables pedazos de muralla así como torres. La meridional, también alta, estaba protegida por un foso.

LA PLAZA DEL PORTAL

Foto

Iniciamos el recorrido en esta plaza, que está situada en el exterior del recinto amurallado. Delante tenemos la subida de Joan Alay, donde había habido una de las dos entradas a la villa vieja de Bellver: el portal de Cerdanya. Todos los habitantes de la Batllía (llano donde están las aldeas agregadas de Bellver) tenían deber de "Récollets". Así, cuando había peligro repicaban las campanas y todos corrían a guarecerse tras las murallas antes de que cerraran las puertas. Durante el día, si no había peleas se podía entrar y salir libremente, pero cuando oscurecía se cerraban y nadie pasaba. Subimos hasta aproximadamente la mitad de la escala de la derecha. Si nos fijamos, en el muro veremos restos de las piedras donde se ajustaban las puertas. Protegiendo este portal se levantaban dos torres. La de la derecha aún queda en pie. Es la Torre de la Presó (Cárcel), nombre que le viene de la función que hace tiempo tenía. En realidad es uno de los torreones que se encuentran a lo largo de la muralla. Prestamos atención a sus aspilleras, desde donde primero con flechas y más adelante a manos de armas salvaguardaban esta entrada, uno de los puntos débiles del pueblo. El escritor y poeta Gustavo Adolfo Bécquer, en su leyenda La cruz del diablo, también sitúa en esta torre la cárcel de la población. Cuando estamos al final de la subida giramos a la izquierda.

LA CALLE DEL MIG

Foto

Antes esta calle se llamaba Jussà, que quiere decir "de abajo", porque era justo por aquí donde la muralla meridional cerraba el pueblo. También iba allí el camino de ronda, utilizado por los centinelas. Con la ampliación del pueblo pasó a ser la calle del Mig. La primera plaza que encontramos en esta calle es, a la izquierda, la de Pau Claris. Era un baluarte, posiblemente otro torreón de defensa, erigido durante la ocupación francesa de 1692 a 1698. A medida que avanzamos por la calle, bastante larga, fijémonos en las casas escalonadas que guardan la estructura antigua, casas de campo con portales, eras y salidas características o balcones. Aprovechan el sol del mediodía. Veremos arcos de portal de piedra y dinteles de puerta con el año de la construcción. Cuando llegamos a las escaleras de la calle de Matíes Ríus i Ubach fijémonos en la diferencia de altura con la calle de la Batllía, la de abajo: es la que tenía aquí la muralla, con su foso al pie. Este foso ha dado nombre a la acequia del Canal, que cogía el agua del río Ingla (afluente del Segre) al nivel del torrente de Gavarret. Servía para regar las huertas de Tomet, de Sant Pol (nombre que recibía el lugar donde está ahora el matadero municipal) y del camino real. El riego está mencionado en documentos de los siglos X y XI.
/>

CARRER DE CADELL

Foto

La història daquest carrer es remunta al barroc (segle XVI i primer terç del XVII). Dues faccions capitanejades per lantiga aristocràcia feudal es dedicaven a assaltar els camins i sembraven la por a transitar-hi. Eren els cadells i els nyerros. Els primers tenien la seu a Arsèguel (al Baridà), llavors un castell, i la Torre de Cadell, masia fortificada situada entre Coborriu de Bellver, Bor i Beders. Els nyerros, en canvi, la tenien al poble de Nyer, al Conflent. Com que Joan també anomenat Joanot o Jonot Cadell, senyor de bandolers i aleshores cap més poderós dels cadells, va arribar a ser sotsveguer del Baridà (càrrec reial per sota del veguer de Cerdanya, quan lantic comtat era ja una vegueria), a Bellver sempre hi va dominar aquesta facció, que va comptar amb altres bandolers cerdans, gitats de pau i de treva, prou coneguts a lèpoca com Galceran Cadell (a) el Bastard, el Minyó de Montellà, Joan Marfarner (a) Barrabam, Cua de Llop, Vicenç Tasquer, Perot Millet (a) lo Milletó, Gabriel Torner (a) Boca Negra, etc. Podem seguir aquest carrer a la dreta, fer una ullada al carrer de Ramon de Morer fixem-nos en el portal del capdavall, girar a lesquerra pel del Fossar o del Forn i tornar per les escales del carrer de Nyerro al del Mig. Aquests carrerons ombrívols es poden considerar lànima del Barri Antic.

1 · 2 · 3 · 4 ...   »
Redes sociales
Destacados

Mapa Web